Glicolact ampollas

Exfoliante químico. Combinado de A.H.A. (ácido glicólico y ácido láctico).

IVA incluido


Si ya estás registrado y quieres acceder a la compra de este artículo contáctanos para finalizar el proceso, en caso de no estar registrado Regístrate

Regístrate

Peeling químico para pieles sensibles. Combinado de A.H.A (ácido glicólico y ácido láctico)

Combina de forma segura varios tipos de alfa hidroxiácidos (glicólico, láctico, cítrico y tartárico). El resultado es un producto capaz de exfoliar la capa córnea sin apenas agresión. Reduce la cohesión de los corneocitos, lo que disminuye el grosor de la epidermis y facilita la penetración transcutánea de los principios activos cosméticos o farmacológicos. 

A esta acción inicial de Glicolact se suman otras más tardías como es la renovación celular, que se produce como mecanismo de defensa ante la exfoliación química. La piel se torna más suave, flexible y preparada para que los tratamientos correctivos sean mucho más efectivos.

INDICADO PARA:

Renovación celular epidérmica en pieles:

  • Secas
  • Deshidratadas
  • Sensibles
  • Híper pigmentadas
  • Arrugadas
  • Con impurezas cutáneas (espinillas)
  • Con acné comedoniano

MODO DE EMPLEO:

Limpiar concienzudamente la piel.

Aplicar Glicolact con ligero masaje de rotación hasta su total penetración. 

Dejarlo minutos en exposición según el tipo de piel y tratamiento recomendado y aclarar luego con abundante agua.

Aplicar luego el producto seleccionado.

Advertencias

Evitar el contacto del producto con mucosas o heridas abiertas. 

Consulte a un profesional sobre la frecuencia y el tiempo de exposición adecuado para ud.

Evite exposiciones directas al sol mientras usa este producto. 

Utilice una crema con pantalla solar.

COMPONENTES ACTIVOS:

Ácido Glicólico: El ácido glicólico en concentraciones elevadas actúa como un gran agente exfoliante, destruyendo lo que mantiene a las células muertas pegadas a la superficie de la piel sana, acelerando su eliminación y estimulando el ciclo de renovación celular de la epidermis. Además, elimina manchas producidas por el sol, el envejecimiento, el acné severo, atenúa líneas de expresión (frente y comisura de los labios), restaura la fibra en los tejidos de la piel dañada por el acné, cicatrizando heridas y borrándolas. En resumen, mejora la salud y apariencia de la piel. Se encuentra en la caña de azúcar, la uva, remolacha, alcachofa, piña y frutos de la pasión.

Ácido Láctico: Pertenece a la familia de ácidos AHA, tiene propiedades despigmentantes que aclaran poco a poco las manchas y unifica el tono de piel. Es usado principalmente para suavizar contornos, reducir el daño producido por la luz solar, para mejorar la textura y el tono de la piel, y el aspecto en general.

Alantoína: La alantoína es una alternativa muy conveniente a la urea. Proviene originalmente de los metabolitos de las plantas, pero en la actualidad se produce sintéticamenteAcelera el proceso natural de la piel para desprender las células muertas y reemplazarlas por otras nuevas y sanas. Además, la alantoína equilibra el flujo de sebo y ayuda en el proceso de cicatrización de heridas.

Ácido Cítrico: Como un ácido antioxidante, el cítrico es capaz de neutralizar los efectos dañinos de los radicales libres. Al mismo tiempo se ha demostrado su eficacia a la hora de facilitar la absorción de minerales por la piel. Es un ingrediente común en cosmética ya que ayuda a la regeneración del tejido de la piel y retrasa el proceso de envejecimiento. En el caso de una piel manchada o pecas, el uso de una crema rica en ácido cítrico tendrá un efecto despigmentante.

Ácido Tartárico: El ácido tartárico es un producto natural presente en muchas frutas, especialmente en las uvas. Igual que el resto de los AHA, el tartárico posee un potente efecto despigmentante, por lo que es especialmente eficaz a la hora de eliminar manchas y marcas de acné.

PRESENTACIÓN:

Caja con 12 ampollas.